Esta vez hablamos sobre como la invasión a México – Tenochtitlan fue financiada con la finalidad de sustraer las riquezas de una de las tierras más prosperas del mundo, también hablamos sobre las incoherencias históricas que nos relatan de lograr invadir todo un país de millones de habitantes con solamente la tripulación de tres barcos y como se tuvo que financiar a esta invasión ya que era imposible sin el valor oro realizar una movilización de ese tamaño ¿Te interesa saber más? ¡Adquiérela ya!.

Financieros del siglo XVI detrás de la caída de Anáhuac.

$20.00Price